Sistemas de canalización bajo suelo

Estructura de pavimento

Esquema de la instalación bajo suelo con el sistema de canalización empotrado EÜK

La estructura del pavimento es un requisito importante para llevar a cabo correctamente la instalación bajo suelo. Es importante que el peso lineal sobre el canal cumpla los valores estipulados por la norma a fin de evitar la formación de grietas. El espesor nominal del pavimento depende de la capa aislante, de la carga individual y del tipo de pavimento. Los datos detallados sobre el espesor nominal del pavimento se deben consultar en la norma DIN 18560 en Alemania o EN 13813 para la UE.

En determinadas circunstancias, pueden surgir cargas químicas o térmicas que requieran medidas especiales para la protección del sistema montado.

Los sistemas de canalización a ras de pavimento OKA y OKB, así como las cajas bajo suelo UZD sólo mantienen su capacidad de carga para el uso previsto si se conectan con el pavimento colindante.

Por este motivo, son importantes los siguientes puntos:

Se prohíbe transitar por el sistema de canalización o someterlo a cargas similares una vez que se haya montado definitivamente en el hormigón bruto.

El sistema de canalización debe formar un sistema unificado con el pavimento colindante.


En los sistemas OKA y OKB, se deben tener especialmente en cuenta los siguientes puntos:

Rellenar los perfiles laterales con pavimento para conseguir un buen apoyo estático en el pavimento. Aplicar y compactar cuidadosamente el pavimento.

El sistema de canalización abierto no puede ser transitado ni expuesto a cargas similares. Las medidas para la seguridad necesaria deben adoptarse en consonancia con la dirección de la obra.