Sistemas de canalización bajo suelo

Aplicación en pavimentos flotantes
Al instalar sistemas de canalización bajo suelo y a ras del mismo en pavimentos flotantes, todas las aberturas del sistema de canalización deben sellarse con los medios apropiados (p. ej., mediante aislamiento adhesivo). No deben crearse vacíos entre los elementos constructivos y el pavimento al realizar el sellado.

En el caso de los sistemas de canalización bajo pavimento, se pueden producir aberturas a través de las juntas de la canalización en bridas de unión y codos verticales, así como en las cajas empotradas en el suelo. Los cierres superiores, como la tapa protectora de montaje, la tapa de montaje o la tapa ciega, también deben taparse o cubrirse con adhesivo.

En el caso de los sistemas de canalización a ras del pavimento, pueden producirse aberturas en las juntas de las unidades de canalización, en ramificaciones, unidades adosadas y cajas terminales o en la zona de transición de las bases del canal a los perfiles laterales. Los perfiles laterales y las juntas de la parte superior de las tapas también deben cubrirse.

Aplicación en asfalto fundido
En caso de montaje de sistemas de canalización de instalación eléctrica en asfalto fundido, es importante proteger el sistema de canalización de los efectos del calor.

Las canalizaciones bajo pavimento no pueden tener contacto directo, en ningún caso, con el asfalto fundido. No se descarta que se produzcan deformaciones en las piezas metálicas debido a la elevada temperatura de montaje, de 250 ºC aprox. Una capa aislante, por ejemplo, a base de paneles Fasoperl o cartón ondulado bituminizado, protege los tramos de canal de los efectos del calor.

Los canales a ras del pavimento tampoco pueden tener contacto directo con el asfalto fundido en ningún caso, a excepción de los anclajes para pavimentos. Una banda aislante de unos 15 a 20 mm de espesor se fija por los dos lados en los canales antes de aplicar el asfalto fundido. Una vez que se haya enfriado, se retirará la banda aislante situada entre el canal y la placa de pavimento y se cubrirá el hueco con una masa de relleno adecuada.

Pavimento agresivo (p. ej., solado de magnesia)
Todas las piezas metálicas que entren en contacto con un pavimento agresivo, se deben proteger en la obra con un anticorrosivo a base de resinas epoxi. Hace falta aplicar dos capas.